La bodega

Contri fue fundada en los años 30 como una empresa de embotellado de vinos, actividad que se complementó, en el año 1959, la producción de vinos espumosos y en 1982 a la de los vinos espumosos fermentados naturalmente. Nuestro objetivo siempre ha sido ofrecer al mercado productos con una excelente relación calidad / precio, prestando la máxima atención a los servicios y la logística. Con este fin, en 2002, entró en funcionamiento el nuevo centro logístico de 6.500 metros cuadrados. A partir de los vinos de la región, se ha ampliado la gama de los vinos de casi todas las regiones italianas, con el objetivo de garantizar una calidad cada vez más alta de servicio.