La bodega

,Bodegas Vivanco está situada en Briones, enclave privilegiado de La Rioja Alta, en las estribaciones de la Sierra de Cantabria y a orillas del río Ebro. Una zona de suave microclima y extraordinarios suelos arcillo-calcáreos. Alrededor de la bodega encontramos la Finca El Cantillo, que recibe ese nombre por la cantidad de cantos rodados en el suelo. El Tempranillo es la variedad fundamental, pero no la única. En este viñedo también podemos encontrar otras variedades que utilizamos en nuestros vinos: Graciano, Garnacha, Mazuelo, Viura, Malvasía, etc. La bodega, subterránea, es funcional y estética. El edificio se realizó bajo el suelo con el objetivo de eliminar la menor parte posible de viñedo y para minimizar el impacto ambiental a favor de la conservación del paisaje. Al hacer la bodega subterránea, también se lograba favorecer unas condiciones de temperatura y humedad equilibradas de manera natural todo el año, imprescindibles para la buena conservación y crianza del vino en barrica o en tino de roble. El diseño en acero corten se debe a que se trata de un material noble y en segundo lugar en que al provocar la oxidación al construirlo, ya permanece así en el ambiente tan húmedo de la propia bodega. El espíritu vitivinícola y pionero de Rafael Vivanco se ve reflejado, además de en sus vinos, en la experimentación e investigación sobre diferentes métodos de cultivo y de elaboración, en la utilización de variedades minoritarias o en la crianza en roble de diversas procedencias.