La bodega

Una propiedad familiar La Bodega se fundó en 1991, el mismo año en que Cigales, zona histórica con siglos de tradición vitivinícola, se consolida como Denominación de Origen. En 1980, José-Félix Lezcano León agrupó a los viticultores del territorio, y en 1991 consolidó la Denominación de Origen Cigales. El mismo año, su hijo Félix Lezcano Lacalle, adopta la viticultura como forma de vida, y se instala en el Valle de Trigueros, convirtiéndose en el impulsor de Cigales con sus primeros Reserva. Lleva a cabo plantaciones experimentales de Merlot, consiguiendo desarrollarla viticulturaidóneaparaelcultivodeestavariedad. Bodega familiar con tradición vitivinícola, es la pionera en vinos tintos de Reserva con Denominación de Origen Cigales. Únicamente se elaboran vinos de producción limitada, a partir de uvas procedentes de viñedos propios. Hoy, la Propiedad cuenta con 15,5 hectáreas de viñedo en Pagos pertenecientes al antiguo Mayorazgo de Valdetrigueros. En la actualidad, la familia Lezcano Mambrilla es la propietaria y responsable de la Empresa. Félix Lezcano es el enólogo y director técnico de los viñedos y elaboración de los vinos producidos en la Propiedad. Viñedos La Propiedad cultiva cinco parcelas de viñedo, cinco paraísos vitícolas: El Aguilón, La Deseada, El Regalar, La Zapatera y el mítico Pago de Valdeátima. El 80 % de la plantación es de la variedad Tempranillo. Además Cabernet Sauvignon, Merlot, Albillo, Verdejo y Sauvignon Blanc, utilizadas en la elaboración de los Reservas, Lezcano-Lacalle y DÚ. Y de Maudes, la segunda marca de vino tinto. Y tres variedades blancas: Albillo, Verdejo y Sauvignon Blanc, que adornan la elaboración de DOCETAÑIDOS... El vino que nació en el respeto a la tradición ancestral de los notables vinos rosados de CIGALES, que siempre se distinguieron por la mixtura de variedades blancas con la Tempranillo. La densidad de plantación es de 2.000 cepas por hectárea. Se llevan a cabo todas las labores culturales necesarias para obtener uvas con gran concentración de sus componentes, desarrollando una viticultura en secano. Tan sólo el agua de lluvia permite un metódico desarrollo vegetativo de la vid. Existe un continuo proceso de estudio y análisis de las distintas parcelas de la Propiedad, manteniendo permanentemente una persona con un trabajo meticuloso de observación, que incrementa nuestro conocimiento del viñedo y mejora la calidad final del vino. Las labores de recolección comienzan a finales del mes de septiembre. Entre 10 y 12 jornadas de trabajo... Los racimos se seleccionan en el propio viñedo, cuidando especialmente las condiciones de transporte del fruto hasta la Bodega. El Territorio El dominio de Lezcano-Lacalle está situado en lo más alto de la comarca de Cigales. Sobre las legendarias terrazas del Pisuerga, a 800 metros de altitud sobre el nivel del mar. La Propiedad tiene una situación excepcional, en una de las mejores zonas de producción, a 30 kms. de la ciudad de Valladolid, entre los términos de Cubillas de Santa Marta y Trigueros del Valle, nobles municipios castellanos con siglos de tradición vitivinícola. Tierras enamoradas de su viñedo, donde las cepas, rodeadas de pinares, están asentadas en una gran terraza cubierta de grava desde la que se domina toda la Comarca. Es uno de los viñedos más altos de la Denominación de Origen. Lezcano-Lacalle representa El Renacimiento de Cigales. Con la cosecha 1991 apareció el primer Reserva con Denominación de Origen, convirtiendo a Lezcano- Lacalle en el pionero de los Grandes Vinos Tintos de la Comarca.

Lezcano Lacalle

http:www.bodegaslezcano.es