La bodega

Historia Bodega Sommos Garnacha cuenta con una larga y consolidada experiencia en el sector vitivinícola. Nos encontramos en Murero, una pequeña localidad de 76 habitantes, en la ribera del río Jiloca, a 10 Km. de Daroca. Situada en el paraje llamado “Finca La Moratilla”, es un concepto de “Chateau” francés, donde nuestro tesoro, son los viñedos. Actualmente disponemos en propiedad de unas 100 hectáreas de viñedo del cual gran parte es de Garnacha Viñas Viejas. La bodega aúna sencillez, funcionalidad y un estilo austero, huyendo de diseños extravagantes y centrando toda la atención en lo realmente importante de una bodega, el vino y sus viñas. En la construcción de la bodega se utilizaron materiales típicos de Aragón: ladrillo macizo, gres cerámico, techos de yeso y detalles de alabastro. La entrada de piedra hace un guiño a las casas de labradores de la zona. Sommos Garnacha es una bodega tradicionalmente innovadora. Nuestros vinos son el reflejo de la tradición de Sommos Garnacha: Alquez: medida de vino ultilizada de 12 cántaras (120 litros). Nietro: medida de vino utilizada de 16 cántaros. Lamín: golosina, manjar Elaboración Realizamos vendimia totalmente manual. La inclinación del terreno y a la distancia que existe entre nuestras cepas centenarias, impide utilizar medios mecánicos. La uva se recoge a mano, en cajas de unos 20 Kilos, realizando un a primera selección en el viñedo. Una vez en bodega, pasa por una mesa de selección y posterior despalillado, separando el grano del raspón, depurando perfectamente la materia prima que se va a vinificar. Realizamos las fermentaciones alcohólica y maloláctica en los depósitos de acero inoxidable con una capacidad de 10.000 Kilos de uva. En envejecimiento se realiza en barricas tradicionales de 225 litros de roble francés, de tostado medio.