La bodega

A lo largo de la historia Bodegas Mur ha mantenido un estricto respeto de la tradición artesanal: el cuidado en la fermentación del vino y el largo período de crianza en nuestras bodegas sellan este compromiso, máxima garantía de calidad de nuestros productos. Al mismo tiempo Bodegas Mur ha sabido incorporar a sus instalaciones las últimas novedades tecnológicas, hasta hacer de su planta de elaboración una de las más modernas del mundo. Esta voluntad de constante mejora no se limita a la calidad de sus cavas, sino que también se manifiesta a través de la arquitectura de las nuevas plantas de la empresa y de la innovadora imagen de nuestras botellas.