Lambrusco
Un vino ligero y con burbujas

La DO

Se produce en la zona de Emilia-Romaña, limitada por el río Po y el Adriático. El Lambrusco es un vino único en el mundo y posee unas características remarcables y originales. Nada menos que "un vino tinto ligero y con burbujas". El nombre de la denominación se debe a las muchas y diversas variedades principales del vidueño Lambrusco: Lambrusco Salamino, Morani, Lambrusco Monterico y Lambrusco Maestri, que junto con la Ancellota y la "uva d'oro", intervienen en la elaboración de estos característicos caldos. La elaboración El sistema de elaboración consiste en paralizar la fermentación en otoño por medio de frío, decantando el mosto-vino de una barrica a otra en los meses de invierno, manteniéndolo siempre a baja temperatura, lo que impide la acción del fermento. Más tarde, en primavera, el vino se envasa en botellas selladas al estilo del "champagne", y con el calor de la primavera se reinicia la fermentación hasta que las levaduras consumen los azúcares residuales, que quedan de este modo transformadas en alcohol y anhídrido carbónico, obteniendo así un vino tinto espumoso de baja graduación, fresco, afrutado y muy agradable, y con un ligero dulzor. La Denominación Existen cuatro denominaciones de Lambrusco, dependiendo del origen de las uvas y del varietal utilizado, y son: D.O. Lambrusco di Sorbora, D.O. Lambrusco Grasparossa di Castelvetro, D.O. Lambrusco Salamino di Santa Croce y D.O. Lambrusco Reggiano. Variedades de uva más utilizadas Lambrusco Salamino, Morani, Lambrusco Monterico, Lambrusco Maestri, Ancellota

Variedades de la D.O.

  • lambrusco