D.O. Montsant
Garnacha y cariñena, las variedades autóctonas de Montsant

La DO

Garnacha y cariñena, las variedades autóctonas de Montsant, son la esencia de sus vinos Durante 10 años, la Denominación de Origen Montsant y sus bodegas han tenido que enfrentarse a un gran reto: hacerse un hueco en el competitivo y exigente mercado del vino. El producto de Montsant se diferencia por la apuesta por las variedades autóctonas. La garnacha y la cariñena, en los suelos de Montsant, junto con el clima y la mezcla con las variedades introducidas con posterioridad (cabernet, syrah, merlot ...), acaban configurando unos vinos excelentes. Y en esta búsqueda de la excelencia la otra parte del mérito corresponde a enólogos y bodegas. En este sentido, la Denominación de Origen Montsant se distingue por repartir su producción desde las grandes cooperativas a pequeñas bodegas familiares, y por la dedicación de los jóvenes enólogos educados en la zona y de los enólogos europeos que también se han visto atraídos por Montsant. Pero a pesar de estas dos dualidades, grandes-pequeños y autóctonos-foráneos, hay unanimidad en el resultado final. Los elogios por la calidad de los vinos elaborados en Montsant recaen tanto en unos como en otros. La Denominación de Origen Montsant es una tierra donde el paisaje y el vino han ido de la mano a lo largo de los siglos y donde incluso las viñas viejas, cuidadas como auténticos tesoros, tienen Historia con mayúsculas. Desde la Denominación de Origen se entiende el paisaje como elemento de identidad, pero también como valor cultural. Variedades de uva autorizadas Tintas Garnacha, Cariñena También se admiten mezclas con variedades francesas Tipos de vino Rosados, Tintos, Blancos, Dulces

Variedades de la D.O.

  • Garnacha
  • Cariñena