D.O. Rías Baixas Albariño
Integrada en la gran región Atlántica, proporciona vinos de fuerte personalidad

La DO

Esta Denominación se extiende por un conjunto de zonas de Galicia que tienen una serie de condiciones físicas comunes que identifican y originan las características de sus vinos. Se trata de tierras bajas, con altitud generalmente inferior a 300 m., próximas al mar y asociadas a los tramos inferiores de los cursos fluviales, lo que condiciona formalmente las características climáticas de influencia Atlántica que se manifiesta en temperaturas suaves y precipitaciones elevadas y bien repartidas, con un descenso hídrico en los meses de verano. Estas características climatológicas unidas a la morfología de los suelos –pobres, ácidos, arenosos y delgados– proporciona a las uvas de esta Denominación de Origen unas características propias de aroma y frescura. Los vinos Albariño, acogidos a la Denominación de Origen y elaborados en su totalidad a partir de la variedad albariño, se producen en cinco subzonas situadas en la provincia de Pontevedra: Val do Salnés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ribeira do Ulla. Su cata deja clara una personalidad en la que destaca su color amarillo-pajizo y un aroma punzante, floral y afrutado. Hay quien dice que estos vinos tienen alma de universales y los defiende como los mejores embajadores de Galicia, fuera y dentro de España. Los vinos acogidos a la Denominación de Origen Rías Baixas Albariño son vinos que levantan su futuro sobre una tradición que ha formado parte de la vida de muchos productores. Generaciones que han heredado el poder de la tierra en forma de oro líquido. Crianza de los vinos Se caracterizan por una fuerte personalidad, en la que destacan su color amarillo-pajizo y un aroma punzante, floral y afrutado.que han heredado el poder de la tierra en forma de oro líquido.

Variedades de la D.O.

  • Mencía
  • Albariño
  • Caiño
  • Loureira
  • Treixadura
  • Godello